Everybody wants an iPhone, 2014

 

Los dispositivos móviles, auténticos centros multimedia, poseen una serie de características y aplicaciones que gran parte de los usuarios desconocen o no las necesitan. Pero todo el mundo quiere un iPhone. 

 

Aplicaciones que controlan nuestra posición, hábitos y gustos. Que nos invitan a publicar y compartir nuestra intimidad, que nos acercan a los que están lejos, y nos distancian de los que están cerca. Aplicaciones diseñadas para un usuario standard, en un mundo globalizado a cualquier coste, en el que es muy dificil tener un equilibrio entre lo racional y lo natural.